Aprendizaje y solidaridad

La Provincia sigue impulsando el crecimiento de los emprendedores

Yolanda Britos lleva más de 20 años al frente de un emprendimiento que no deja de crecer y, en el camino, hace crecer a otros. La Provincia le entregó nuevo equipamiento, para fortalecer su producción. "Mi intención es que muchas personas puedan hacer uso de esas máquinas, aprender y que tengan su emprendimiento en el futuro, yo solo quiero lo básico para hacer una prenda desde cero y sacarla lista al mercado", dijo.

Desde su taller, “Michay indumentaria”, Yolanda repasó un poco de su historia, marcada por el esfuerzo y la solidaridad: “Fabricamos ropa de trabajo personalizada o estándar. También el taller de costura presta servicios de arreglos de ropa y confecciones personales”, contó Yolanda.

En pleno desarrollo, su emprendimiento también fue diezmado por la pandemia. Sin embargo, su espíritu perseverante y creativo hizo que sorteara las dificultades para seguir avanzando: “Mi preocupación más allá de llegar a fin de mes, fue no dejar a la gente sin trabajo, son muchas las personas que trabajan conmigo”.

Con satisfacción, Yolanda celebró la llegada de las máquinas que gestionó ante la Provincia “tenía esa preocupación, porque los logos de las prendas demandaban mucho tiempo y recursos. Estas máquinas pueden solucionar esa parte, que representa más del 10 por ciento de mi trabajo”.

Además, destacó el trabajo en conjunto entre el Estado Provincial y la Asociación Civil Norte Sur, que fue el nexo para acceder a la maquinaria para su proyecto: “Desde que comencé me acompañó la Asociación, ellos me asesoraron y capacitaron, fuimos creciendo juntos a lo largo de los años. Trabajan sin fines de lucro, atienden casi toda la semana y acompañan a los emprendedores como lo hicieron conmigo, ellos transmiten los beneficios que surgen para nosotros”.

La creadora de “Michay indumentaria”, comentó que ofrece talleres de capacitación en el oficio: “Me satisface mucho más ayudar a las personas que tienen ganas de aprender y hacer que todo lo material que pueda haber a mi alrededor”, remarcó.

“Mi intención es que muchas personas puedan hacer uso de esas máquinas, aprender y hasta tengan su emprendimiento en el futuro. Yo solo quiero lo básico para hacer una prenda desde cero y sacarla lista al mercado, con eso estoy satisfecha, mi necesidad está cubierta”, aseguró Yolanda.

 

Finalmente, expresó: “Ahora me queda seguir trabajando para que la gente siga creyendo que hay posibilidades de hacer un emprendimiento y que nunca se deja de aprender”.